Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Ramon Ramon Betancourt’


El mitógrafo Apolodoro, autor del más completo compendio  de mitología  griega, titulada Biblioteca (s.IIa.C.) detalla lo que hacia el malvado Procustes para “igualar” a sus huéspedes:

Este, que tenía su morada  al lado de un camino, había tenido dos lechos o camas, uno corto y otro largo, e invitaba a los caminantes a aceptar su hospitalidad; a los de baja estatura  los acostaba en el largo, dándoles martillazos  hasta igualarlos al lecho, y en cambio a los altos  los acostaba en el corto y les serraba las partes del cuerpo que sobresalían”.

Procustes, como la mayoría de los nombres propios griegos, era un nombre “parlante”, es decir, que tenía un significado alusivo. Se deriva de un verbo que quiere decir “estirar a la fuerza”.

Este singular mito que a su vez entraña tan peculiar instrumento de tormento ha trascendido a lo largo de los siglos, tanto así que dio origen aun dicho muy utilizado sobre todo en los países de la cuenca del mediterráneo y que reza “poner algo sobre el lecho de Procustes”.

Este dicho de “poner algo sobre el lecho de Procustes” se invoca cada vez que se quiere denunciar el engaño consistente en violentar la verdad para que esta acabe ajustándose a los propios deseos, a los propios planes, a los propios intereses o a las propias teorías.

Invocar que algo ha sido puesto sobre el lecho de Procustes tácitamente es denunciar que alguien o algunos han creado una ley o la han modificado para hacerla, a la manera del mejor sastre, justo a la medida de las necesidades o intereses de una persona o grupo en particular.

Pero igual que como sucedía con el sádico inspirador de nuestro artículo, ajustar las cosas de una manera “procusteana”, definitivamente tendría que hacerse de manera engañosa, traicionera, traumática, licenciosa y dolorosa, tanto para lo que es sometido al pérfido lecho como para el ciudadano que contempla expectante e impotente como en los círculos de poder  gubernamentales, gremiales, sindicales, sociales, religiosos, etc., se da tan buen uso a estos eficaces “lechos”.

Muchas de las nuestras  lucen hoy como  naciones  mutiladas,  recortadas, producto de  casos y situaciones en  los que los intereses de la patria han resultado  demasiado grandes y nobles que ha urgido ser recortados a la manera de Procustes para adaptarlos, en muchas ocasiones, a los intereses de los menos. En otros casos, cuando esos intereses , leyes o decretos tienden ha dejar por fuera a algún grupo, sobre todo a los llamados grupos de poder, es preciso someterlos a los necesarios “martillazos” , dicho en buen castellano, para que den el largo y hasta el ancho y puedan “incluir” convenientemente a los promotores de tan conveniente ajustes .

Las leyes, los decretos, las normas, los reglamentos de una nación o son buenos y justos para todos, o no son ni buenos ni justos. Todo lo que achiquemos o agrandemos tendrá que necesariamente realizarse a través de un proceso rudo, brusco, violento y por más que después queramos maquillarlo, siempre parecería exactamente  eso, un traumatismo, una deformidad, una anomalía.

Y bien, ¿a quien no se le viene a  la cabeza unos cuantos ejemplos que delatarían exactamente haber pasado por las manos del siniestro Procustes y su infame lecho solo con repasar las noticias de las últimas semanas?

Doctor Ramón Ramón Bethancourt

Medico Salubrista

Anuncios

Read Full Post »


La primera vez que escuche hablar del tema aun era  un adolescente, no obstante,  tengo fresco en mi recuerdo la imagen de aquel relator que con claro acento español y proyectando una imagen que  conjugaba un aire un poco de científico, un poco de místico y un tanto de sabio, despertaba en mi admiración, curiosidad y escepticismo. El caso es que el tema que abordaba, en complicidad con la forma apasionada y convincente en que lo hacía, dejaba no menos que impresionado a cualquier televidente.

La historia de una gigantesca explosión estimada en unos 30 megatones detectada por estaciones sismográficas y barométricas hasta en lugares tan distantes como el Reino Unido había sido noticia en el mundo entero. El suceso había incendiando y derribando árboles en un área de 2,150 km2 , rompiendo ventanas y derribando personas a 400 kilómetros de distancia.

El lugar, Tunguska (Evenkia, Siberia, Rusia), en plena la taiga siberiana, la fecha  30 de junio de 1908, la causa, a la fecha de hoy aun no está totalmente esclarecida.  Inicialmente se manejo la teoría de un meteorito, cuyos fragmentos nunca se encontraron y tampoco fue visible en la superficie ningún cráter que evidenciara el impacto. Durante varios días posteriores al fenómeno, las noches eran tan brillantes en partes de Rusia y Europa que se podía leer tras la puesta de sol sin necesidad de luz artificial.

El fenómeno coincidió con el malestar popular y la agitación política que se comenzaba a gestar en la Rusia de inicios del siglo, por lo cual el evento fue manejado por el régimen zarista como una especie de “advertencia divina” ante los eventos que se estaban suscitando.

No fue sino hasta 13 años después, y ya en pleno gobierno leninista que la Academia Soviética de Ciencias envió una expedición la cual descubrió, en forma muy preservada  dadas las condiciones del clima, los efectos catastróficos de lo que allí había ocurrido. Un área de devastación de más de 50 kilómetros cuadrados, definida posteriormente en la década de los treinta y gracias a una fotografía aérea, como en forma de “alas de mariposa”. La detonación, similar a la de un arma termonuclear de elevada potencia, ha sido atribuida al impacto de un cometa y []debido a que no se ha recuperado ningún fragmento, se maneja la teoría de que fue un cometa formado por hielo.

Cometa, bomba de hidrógeno natural, antimateria, tormenta magnética, meteorito. Se han propuesto más de 30 teorías pero aun, a la fecha de hoy, Tunguska sigue siendo un secreto muy bien guardado por algunos…. ¿seres humanos?, ¿la naturaleza?, ¿Dios?. Usted decida.

 

Ramón Ramón Bethancourt

 

Read Full Post »


Es el otoño de 2013,  ante los ojos atónitos y aterrados de una  humanidad que no da crédito a lo que ve, combinado con reportes de prensa inexactos, inconclusos y confusos,  la realidad ,por cuenta propia, no deja margen a dudas para más de 100 millones de personas que la están viviendo del otro lado del Atlántico. La Habana, Santo Domingo, Cartagena, San Juan, Colon, Veracruz, Washington , Miami, Nueva York y muchas ciudades más del litoral Atlántico del continente americano yacen devastadas y parcialmente sumergidas bajo las aguas del océano.

En septiembre de 2001, Steven N. Ward, del Institute of Geophysics and Planetary Physics, de la Universidad de California, y Simon Day, del Benfield Greig Hazard Research Centre, publicaron un artículo en Geophysical Research Letters que ha sido la referencia documental de la hipótesis científica de que la región de Cumbre Vieja,enla isla Canaria de Laa Palma, formada por los volcanes San Juan, San Antonio y Teneguia localizada al sur de la isla y adyacente a  la Caldera de Taburiente, el mayor cráter emergido del mundo,  contenía en su interior una gran cantidad de agua acumulada por la roca porosa durante miles de años y que en el caso de una erupción , la lava y los gases calientes al hacer contacto con el agua fría provocarían una inmensa explosión de tipo freatomagmática.

 

Esta explosión haría colapsar la isla haciendo caer al mar toda Cumbre Vieja,  500 mil millones de toneladas de materia, una masa de tierra aproximadamente del tamaño de la isla del Man, lo que su vez provocaría un mega tsunami que arrasaría las costas de las islas del Caribe, la costa atlántica de América del Norte y parte de sur América así como la costa occidental del norte de África, Portugal, España, Francia y sur de Inglaterra.

Desafortunadamente, la teoría no pudo ser más acertada, hace aproximadamente diez horas, la ladera sur occidental de La Palma, Cumbre Vieja se deslizó hacia el mar producto de una explosión cataclismica y en cuestión de un minuto la gran masa de

roca cayo al Atlántico generando una ola de casi 900 metros de alto y un mega tsunami, que contra todos los pronósticos alcanzo la costa americana en tan solo siete horas viajando a una velocidad de 900 kilómetros por hora.

Estimado lector, lo narrado evidentemente es una situación hipotética, no alejada de la realidad ni del rigor científico con respecto a lo que pudiera acontecer, tarde o temprano, si nuestro protagonista del día de hoy, Cumbre Vieja en Islas Canarias, se decide en  despertar, con lo  cual despertara también al resto de la humanidad y  a los que logren sobrevivir, con una pesadilla hecha realidad de consecuencias más allá de lo imaginable, más allá de lo predecible, más allá de lo insufrible.

 

Ramón Ramón Bethancourt

 

Read Full Post »

“El enfoque de amenazas múltiples puede mejorar la eficacia. Las comunidades suelen estar expuestas a una variedad de riesgos debido a múltiples amenazas, las que pueden ser de origen natural o inducidas por el hombre tales como amenazas hidrometeorológicas, geológicas, biológicas, tecnológicas o medioambientales. Los riesgos acumulados no pueden ser abordados  eficazmente  si simplemente se consideran algunas amenazas. Un enfoque de riesgos múltiples considera vincular los conocimientos  de las distintas amenazas  en la gestión de desastres  y de riesgos de desastres, en las estrategias políticas, evaluaciones profesionales y análisis técnicos, en las capacidades operativas y en la comprensión del público, que conduzca a una mejor efectividad y mayor costo eficiencia”.

Words into Action: A Guide for Implementing the Hyogo Framework

International Strategy for Disaster Reduction (2007)

Los conceptos de AMENAZA, VULNERABILIDAD, RIESGO, y DESASTRE se relacionan entre si  dentro de un ciclo continuo, en el cual todos estos conceptos se generan mutuamente, y todos estos fenómenos son el resultado de un a interacción, en un territorio concreto, de la dinámica de la naturaleza  con la dinámica de la comunidad  (interacción de ambas dinámicas).

En algunos casos la “causa primera” de una amenaza, como sucede con los efectos del cambio climático , pueden encontrarse muy lejos de ese territorio , pero esas expresiones si se manifiestan en él, debido a lo cual constituyen amenazas para las comunidades que lo conforman.

En términos generales, la gestión del riesgo  (o sea la gestión de la reducción, previsión y control del riesgo de desastre), se define como “un proceso social complejo cuyo fin último es la reducción o la previsión y control  permanente  del riesgo de desastre  en la sociedad, en consonancia con, e integrada al logro de pautas de desarrollo humano, económico, ambiental y territorial, sostenibles. En principio, admite distintos niveles  de intervención  que van desde lo global, integral, lo sectorial y lo macro territorial hasta lo local, lo comunitario  y lo familiar. Además requiere de la existencia de sistemas o  estructuras  organizacionales e institucionales que representen estos niveles  y que reúnen bajo modalidades de coordinación establecidas  y con roles diferenciados acordados, aquellas instancias  colectivas de representación social  de los diferentes actores  e intereses que juegan un papel en la construcción del riesgo y en su reducción, previsión y control.”

PRIORIDAD 1 DEL MARCO DE ACCIÓN DE HYOGO: LOGRAR QUE LA REDUCCIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES SEA UNA PRIORIDAD.

Lo anterior se lleva a cabo a través del Plan de Gestión del Riesgo que es el “conjunto coherente y ordenado de estrategias, programas, y proyectos, que se formula para orientar  las actividades  de reducción o mitigación, previsión  y control de riesgos, y la recuperación en caso de desastres. Al garantizar  condiciones apropiadas  de seguridad frente a los diversos riesgos existentes y disminuir las perdidas materiales  y consecuencias sociales que se derivan de los desastres, se mantiene la calidad de vida de la población y se aumenta la sostenibilidad.

En otras palabras, el objetivo principal del plan de gestión del riesgo es, en lo posible, evitar el naufragio, mientras que el plan de emergencia  (que forma parte del primero), tiene por objeto garantizar la supervivencia  de los náufragos y la recuperación de lo que quede del barco  cuando, a pesar de todos los esfuerzos por evitarlo, se produzca un naufragio,

PRIORIDAD 4 DEL MARCO DE ACCIÓN DE HYOGO: REDUCIR LOS FACTORES FUNDAMENTALES DEL RIESGO.

Lista de control.

  1. Reconocer el territorio
  2. Caracterizar las amenazas
  3. Caracterizar los factores de vulnerabilidad
  4. Identificar los riesgos
  5. “inventariar” las herramientas de intervención
  6. Identificar los recursos disponibles y los que se deben conseguir
  7. Elaborar cronogramas y planes específicos de acción
  8. Establecer sistemas de monitoreo y evaluación

Finalmente se deben establecer estrategias e indicadores para evaluar los resultados del Plan en términos, como se indicó atrás, de su verdadero aporte a la seguridad.

Colaboración: Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres-EIRD

Naciones Unidas, unidad Regional para las Américas

Read Full Post »